Skip to navigation

melanie klein trust

Melanie Klein Trust

Furthering the psychoanalytic theory
and technique of Melanie Klein

Herbert Rosenfeld

Herbert Rosenfeld (1910-1986), junto con Segal y Bion, fue responsable de varias innovaciones pos-kleinianas a raíz de sus aportes clínicos y teóricos, basados en las ricas lecciones que aprendió a lo largo de su experiencia en el tratamiento de pacientes esquizofrénicos. Él graficó los procesos patológicos que emergen tempranamente en la posición esquizo-paranoide y que son capaces de impedir, de manera severa, el posterior desarrollo del ego. Esto también sirvió para esclarecer los estados mentales esquizoides que están presentes en pacientes borderline y en pacientes neuróticos.

Una característica de Rosenfeld fue su singular habilidad para ubicarse de forma imaginativa en el lugar de sus pacientes y comprender sus experiencias desde esa posición.

Rosenfeld nació en Nuremberg. En 1935 escapó de la persecución nazi y se instaló en Inglaterra, donde comenzó su análisis con Melanie Klein, y terminó de formarse en 1945 en el Instituto de Psicoanálisis.

Estados de depersonalización y confusión

En un artículo de 1947 Rosenfeld marcó un rumbo sin precedentes al demostrar que el clivaje excesivo y la identificación proyectiva de partes del yo hacia los objetos subyacían en la fragmentación del ego y los estados de despersonalización de sus pacientes.

En otro de sus primeros artículos (1950) Rosenfeld describía el surgimiento de estados de confusión cuando se desintegra el clivaje normal y estructurador entre ‘lo bueno y lo malo’. Cuando predomina la envidia, se montan ataques destructivos contra el propio objeto ‘bueno’ de modo de tornar imposible la distinción entre ‘bueno’ y ‘malo’, lo cual redunda en estados de confusión insoportables.

Narcisismo patológico

Una de las formas de intentar lidiar con esos estados tan insoportables es mediante la omnipotencia narcisista. El aporte más original y significativo de Rosenfeld fue su trabajo acerca del narcisismo patológico, el cual plasmó en los dos artículos que se consideran sus clásicos (1964,1971a). Allí describe dos aspectos del narcisismo. Uno es la emergencia de una autoidealización grandiosa construida sobre la apropiación proyectiva de todas las buenas cualidades del objeto y la expulsión de todas las partes malas del yo hacia el objeto, que se mantiene devaluado (1964). Esta ‘loca’ autoidealización es una defensa contra la separación del objeto ‘bueno’ que despierta impulsos incontrolables y destructivos, como la invalidación envidiosa del pecho materno bueno como fuente de vida, y las ansiedades primitivas subsiguientes como la confusión, la fragmentación y la desintegración. El narcisismo también se conforma como la idealización de las partes ‘malas’ del yo, que a menudo son representadas como una especie de banda mafiosa –a las que se recurre como fuente de fuerza superior– y se movilizan en un ataque organizado contra el yo dependiente y sus relaciones sanas con los objetos (1971a). Esas organizaciones narcisistas generan una división en el yo y mantienen a la parte sana del mismo atrofiada en cuanto a su desarrollo.

Identificación proyectiva

La interpretación que hace Rosenfeld de la significación clínica del concepto de identificación proyectiva da lugar a su trabajo teórico clásico (1971b), en el que mapea con gran claridad los distintos tipos y motivos de la identificación proyectiva. Es un trabajo que hoy en día es consultado frecuentemente.

Trauma y narcisismo

En su último trabajo –Impasse and Interpretation [Impasse e interpretación] (1987)– Rosenfeld atribuyó mayor importancia al rol del trauma y las fallas del entorno en el desarrollo de las organizaciones narcisistas. Le preocupaba que los pacientes que habían sido objeto de marginación o traumas en su niñez podrían experimentar una nueva instancia de trauma en sus análisis si el analista hacía demasiado hincapié en la destructividad innata. Sus opiniones posteriores llevaron a una controversia que se dio entre distintos grupos de analistas del Instituto de Psicoanálisis. De todos modos, su libro es un recordatorio clave, para los analistas de ambos bandos de esa controversia, de que deben prestar gran atención a cómo responden los pacientes a sus intervenciones, de modo de poder reconocer posibles errores y detectar actitudes de su parte que no resultan en una postura conveniente.

Cyril Couve, 2012

Publicaciones clave

1947 Rosenfeld, H. 'Analysis of a schizophrenic state with depersonalisation', International Journal of Psychoanalysis. 28: 130-139; republished in Psychotic States. Hogarth Press (1965).

1950 Rosenfeld, H. 'Note on the psychopathology of confusional states in chronic schizophrenia', International Journal of Psychoanalysis. 31: 132-137; republished in Psychotic States. Hogarth Press (1965).

1964 Rosenfeld, H. 'On the psychopathology of narcissism: A clinical approach', International Journal of Psychoanalysis. 45: 332-337; republished in Psychotic States. Hogarth Press (1965).

1971a Rosenfeld, H. 'A clinical approach to the psycho-analytical theory of the life and death instincts: An investigation into the aggressive aspects of narcissism', International Journal of Psychoanalysis. 52: 169-178; republished in E. Spillius (ed.) Melanie Klein Today, Vol. 1., Routledge (1988).

1971b Rosenfeld, H. 'Contribution to the psychopathology of psychotic states: The importance of projective identification in the ego structure and the object relations of the psychotic patient', in P. Doucet and C. Laurin (eds.) Problems of Psychosis. Amsterdam: Excerpta Medica.

1987 Rosenfeld, H. Impasse and Interpretation. Tavistock.