Skip to navigation

melanie klein trust

Melanie Klein Trust

Furthering the psychoanalytic theory
and technique of Melanie Klein

Henri Rey

Henri Rey, de ascendencia francesa y nacido en 1912 en la Isla Mauricio, tuvo una relevante influencia sobre una serie de jóvenes psiquiatras que se capacitaron bajo su tutela durante los 32 años en los que Rey se desempeñó en el Hospital Maudsley. Aunque de alguna forma se lo podría considerar algo anormal en una institución en la que la hostilidad hacia las ideas psicoanalíticas era frecuente, él ayudó a los aprendices de psiquiatría a encontrarle sentido a los fenómenos confusos y perturbadores con que se enfrentaban al trabajar con pacientes psicóticos 'borderline'. Al aplicar ideas psicoanalíticas, ayudaba a sus alumnos a encontrar el significado en muchos aspectos que de otra manera resultaban incomprensibles. Sentía particular afecto por el centro hospitalario Maudsley, al cual denominaba como 'la madre de ladrillos', y tenía clara la importancia que ese hospital representaba, en tanto lugar seguro para pacientes que temían venirse abajo y para quienes brindaba continuidad y estabilidad. Henri Rey se retiró de su actividad en el año 1977, y se instaló en Ile de Ré, en el oeste de Francia, donde mantuvo una vida activa hasta su muerte en el año 2000. 

A pesar de su entusiasmo francés, Henri Rey era un hombre tímido, que no presentó ningún artículo en la Sociedad (Británica de Psicoanálisis) hasta después de su retiro. No obstante ello, recibió importantes influencias a partir de su análisis con Herbert Rosenfeld y sus análisis supervisados por Joan Riviere. Sus ideas no son tan conocidas como deberían ser, y su principal trabajo –'Universals of psychoanalysis in the Treatment of Psychotic and Borderline States' ['Coordenadas del psicoanálisis en el tratamiento de estados psicóticos y borderline']– no fue publicado hasta el año 1994. Al día de hoy, aún está en proceso de ser totalmente asimilado por los psiquiatras y los psicoanalistas.

Un modelo espacial de la mente

El reconocimiento de que la mente se conceptualiza de forma espacial es un aspecto fundamental de su libro y de su enfoque básico hacia los pacientes. Describió cómo muchos pacientes se sienten expulsados de forma prematura del espacio materno, antes de estar listos para enfrentar los hechos de la vida. Es común que dentro del cuidado de la madre se cree un espacio intermedio, al que Rey denominó espacio marsupial, dado que funciona de alguna manera como la bolsa de un canguro que permite algunas salidas al exterior y a la vez un acceso rápido a la protección de la madre.

Muchos pacientes perturbados no cuentan con la capacidad de encontrar un área segura, porque cuando están demasiado cercanos a sus objetos se sienten atrapados y desarrollan una reacción claustrofóbica, mientras que, al tratar de escapar sienten agorafobia y terror de los espacios vacíos con los que se sienten amenazados en cuanto a su desintegración. Este planteo fue hecho por Rey en términos de lo que él mismo llamó un ‘dilema claustro-agorafóbico’ en el que el paciente no es capaz de hallar la seguridad ni con los objetos, ni alejado de ellos.

Fenómenos Borderline

Rey tuvo un profundo conocimiento de los estados 'borderline', y con este término él designaba no solo una categoría diagnóstica de pacientes sino también una metáfora que describía la manera en que esos pacientes estructuran su espacio mental y la posición que ellos ocupan en ese espacio. Rey admite que a los pacientes borderline se les vuelve tan difícil el hacer elecciones que terminan eligiendo la zona que se da entre dos alternativas, muy especialmente en casos que involucran temas de identidad. El paciente borderline siente que no es totalmente masculino ni femenino, que no es ni grande ni pequeño, y que no está ni dentro ni fuera, sino en el borde entre esos estados.

Endoesqueleto y exoesqueleto

Rey distinguió las fuentes internas de la identidad de las externas. La agorafobia lleva a la búsqueda de un objeto dentro del cual vivir y experimentar la seguridad en lo que Rey describe como un exoesqueleto. Allí, al igual que un cangrejo o un molusco, el paciente se rodea de una estructura externa, pero esa seguridad depende, por supuesto, de la permanente disponibilidad del objeto externo. Rey argumentaba que la verdadera seguridad requiere de una internalización estructural que crea un endoesqueleto o columna vertebral. Esto significa que el paciente de alguna manera debe descubrir la confianza necesaria para emerger desde el espacio maternal y abordar el objeto desde una posición separada, de modo de poder tomar algo para allí y sacar algo de allí con el fin de crear un endoesqueleto.

Reparación

El artículo de Rey sobre reparación, que es considerado un clásico, describe lo fundamental que es este concepto para hacer frente y trabajar con la pérdida y la desesperación. Al asumir la importancia de la función simbólica Rey, pudo tratar los problemas a que se enfrenta el paciente que no es capaz de simbolizar debidamente, y en ello se topó con la falla de esos pacientes para elaborar la reparación. Debido a su pensamiento concreto, el daño que han hecho a sus objetos se experimenta como real y verdadero, y como resultado de ello la reparación que exige el objeto dañado es igualmente real y verdadera. Esa reparación concreta está mayormente fuera del alcance de cualquier individuo, y Rey demostró que este es uno de los factores que alientan la omnipotencia y un cambio hace la seudo-reparación maníaca. La comprensión de tales fallas en la reparación llevó a Rey a enfocar su atención en lo que sus pacientes esperaban específicamente de sus tratamientos, y en tal proceso pudo descubrir que a menudo se trataba de la reparación de un objeto que ellos habían dañado, o sintieron que habían dañado, lo cual era el fin primario de su análisis. Sólo después de haber lidiado con el objeto ellos se sentían capaces de pedir algo para ellos mismos.

Función simbólica

Rey tenía especial interés en el problema de cómo una representación mental se transforma desde lo concreto hasta lo simbólico. Al igual que muchos de sus contemporáneos, él hacía hincapié en el vínculo con la muerte, el duelo y la pérdida. Únicamente cuando se renuncia al objeto y se hace el duelo por el mismo se vuelve posible su internalización en un estado transformado. Para ilustrar ese proceso Rey solía citar, de memoria, un hermoso poema de Paul Valery “Le Cimitière Marin”, donde se describe notablemente bien la transformación.  

Comme le fruit se fond

            en jouissance

Comme en delice il

            change son absence

Dans une bouche ou sa

            forme se meurt

(En tanto la fruta se derrite en el placer, transforma su ausencia en delicia, dentro de una boca en la que muere su forma…)

John Steiner, 2012

Publicaciones clave

1975 Rey J. H. 'Liberté et processus de pensée psychotique', La Vie Medicale au Canada Francais. 4, 1046-1060.

1976(?) Rey J. H. 'Feminite,sexualite et espace interieur'. Unpub­lished manuscript.

1979 Rey J. H. 'Schizoid phenomena in the borderline'. Patient, Le Boit J. and Capponi A. (eds.) Advances in the Psychotherapy of the Borderline. Jason Aronson: New York.

1986 Rey J. H. 'The schizoid mode of being and the space-time continuum (Beyond metaphor)', Journal of the Melanie Klein Society. 4, 12-52.

1986 Rey J. H. 'Psycholinguistics, object relations and the therapeutic process', Journal of the Melanie Klein Society. 4, 5-35.

1986 Rey J. H. 'Reparation', Journal of the Melanie Klein Society. 4, 5-35.

1988 Rey, J. H. 'That which Patients Bring to Analysis',  International Journal of Psychoanalysis. 69:457-470.

1994 Rey, J. H. Universals of Psychoanalysis in the Treatment of Psychotic and Borderline States. Free Association Books.