Skip to navigation

melanie klein trust

Melanie Klein Trust

Furthering the psychoanalytic theory
and technique of Melanie Klein

Leslie Sohn

Leslie Sohn (1919-2013) nació en Cape Town y fue el menor de tres hermanos, con dos hermanas que eran varios años mayores que él. Asistió a la escuela pública local y posteriormente estudió medicina en la Universidad de Cape Town. Su apego al departamento de psiquiatría del hospital universitario daba claras señales del profundo interés que tenía por este campo del conocimiento. Después de haber terminado los cursos de médico residente en Durban, esperó al final de la guerra para viajar a Inglaterra a cursar estudios de posgrado en psiquiatría.

Formación didáctica en psicoanálisis

Al Dr Sohn le encantó que lo nombraran, en 1947, médico residente jefe del Hospital Maudsley, donde fue designado para trabajar junto a Aubrey Lewis. En el año 1948, cuando se formó el Sistema Nacional de Salud, se convirtió en médico especialista adjunto y posteriormente médico especialista titular. Por esos días, el término ‘psicoanálisis’ aún no formaba parte de su vocabulario. Mientras se desempeñaba como médico en el Hospital Maudsley, tuvo la suerte de poder realizar trabajo clínico junto a Clifford Scott y William Gillespie, quienes despertaron en él su interés por el psicoanálisis. Lo alentaron a que se presentara como candidato ante el Instituto de Psicoanálisis, donde logró ser admitido y pasó a ser supervisado por Marion Milner y Hanna Segal, después de lo cual terminó su formación en el año 1952. Dos de sus pares en ese proceso de formación fueron Sidney Klein e Isabelle Menzies-Lyth, con quienes mantuvo amistad durante varias décadas. Se encontraban asiduamente en seminarios de posgrado, incluida la actividad en el seminario Rosenfeld, que se prolongó durante doce años y donde Sohn y Klein realizaron sus presentaciones. Algo similar ocurrió con el seminario para graduados de Segal durante muchos años.

A lo largo de todo ese período, el Dr Sohn se mantuvo activo en su puesto del Hospital Maudsley, y después de terminar sus estudios como psicoanalista comenzó con el ejercicio independiente de la profesión. También realizó y completó los cursos de formación didáctica en psicoanálisis infantil, lo cual no le resultó del todo fácil ya que tuvo el mismo supervisor en todas las etapas de la formación y había expresado al respecto: “no podría decir que nos llevábamos del todo bien”.

Comprensión acerca de las conductas violentas

El Dr Sohn se mantuvo en su cargo de Psiquiatra Consultor en el Hospital Maudsley desde 1952 hasta 1995, cuando fue designado Psiquiatra Consultor del Hospital Broadmoor High Security, donde se desempeñó hasta el año 2010. Esto significa que trabajó para el Sistema Nacional de Salud durante un período que abarcó 62 años ininterrumpidos (1948 – 2010).

En el correr de todos esos años, el Dr Sohn evaluó y trató a cientos de pacientes y también supervisó, dando inspiración, a cientos de estudiantes de medicina y de otras disciplinas. Fue un clínico sobresaliente y un excelente docente. En especial, su paso por la Unidad de Seguridad Media Dennis Hill del Hospital Bethlem Royal revolucionó la forma de considerar y comprender la conducta violenta de los criminales con alteraciones mentales, y más particularmente de aquellos que sufren enfermedades psicóticas. El artículo de su autoría 'Unprovoked Assaults' ['Agresiones no provocadas'] tuvo una repercusión muy particular y permitió llegar a una forma de comprender los delitos violentos aparentemente inexplicables, repentinos y a menudo iracundos, cometidos por pacientes con enfermedades mentales. Se los considera actos indicativos de que en realidad responden a una provocación, aunque de un tipo psíquico complejo y resultantes de acontecimientos históricos traumáticos en que la víctima de la agresión se convierte en un receptor externo adecuado para las proyecciones extremas que se representan de manera corporal a través de la acción violenta.  

Sohn disfrutaba de forma especial su trabajo junto a colegas de psiquiatría forense, como el Dr James McKeith, o los profesores John Gunn y Pamela Taylor. Fue precursor en el desarrollo de una forma muy sofisticada de revisar el trabajo de sus pares, quienes eran clínicos forenses de salud mental con distintos grados de jerarquía. Sohn publicó varios artículos académicos en la Revista Internacional de Psicoanálisis. Uno de los desarrollos teóricos más interesantes y útiles de su producción fue el considerar que una parte insana del superyó del paciente psicótico envidia lo que se da entre el paciente y el analista, por lo que repetidamente hace el intento de ‘agredir’ el proceso terapéutico. Su continuado recordatorio a los analistas clínicos cuya actividad se daba en el ambiente de la psiquiatría forense acerca de la permanente necesidad de estar alerta frente a la posibilidad de “confabulaciones con delirios de cordura” ha tenido preponderancia en la capacitación de clínicos de distintas disciplinas, y también ha permitido una mejor atención de los pacientes con este trasfondo, en los que se da una fuerte tendencia al surgimiento de tales confabulaciones. Esto también repercutió en la valoración de riesgos y el manejo de pacientes que se presentan como casos violentos.

Etapa posterior

Dr Sohn continuó ejerciendo libremente la profesión, además de trabajar como supervisor de analistas clínicos del Sistema Nacional de Salud y otros profesionales independientes. Fue co-director de un seminario mensual sobre psicoanálisis forense en el Instituto de Psicoanálisis al que acudían los clínicos interesados. En la actualidad se está preparando, para ser publicada, una compilación de los artículos de su autoría. 

El Dr Sohn tuvo cuatro hijos con su amada Myra, quien falleció en 1995. Toda su vida fue un hombre de familia, que siempre dedicó su tiempo libre a esos cuatro hijos y los nueve nietos y cinco bisnietos que tuvo.

Carine Minne, 2012

Foto: Matthias von der Tann