Skip to navigation

melanie klein trust

Melanie Klein Trust

Furthering the psychoanalytic theory
and technique of Melanie Klein

Michael Feldman

Los aportes realizados por Michael Feldman a la teoría psicoanalítica son notables, aunque es más conocido por su agudeza y sensibilidad para la comprensión clínica. Reconociendo las influencias específicas recibidas de Betty Joseph, Herbert Rosenfeld y Hanna Segal, e inspirándose en el conocimiento clínico de Wilfred Bion, al igual que los kleinianos contemporáneos Ron Britton y John Steiner, Feldman desarrolla un estilo de trabajo que atribuye una importancia medular a lo que está vivo en la sesión, siguiendo –minuto a minuto– la interacción entre el paciente y el analista.

Nacido en Sudáfrica, Feldman fue estudiante de medicina y psicología, y se desempeñó como psicoterapeuta consultor en el Hospital Maudsley de Londres hasta el año 1998. Es analista didacta de la Sociedad Británica de Psicoanálisis. En su papel de profesor y supervisor de análisis, sus colegas destacan la modestia, calidez y buen humor de Feldman, además de cierta convicción que subyace, o tal vez hasta sustenta su voluntad de dejar lugar para la duda.

Contratransferencia del analista

FTal como lo indica el título de su libro (Doubt, Conviction and the Analytic Process [Duda, convicción y el proceso analítico]) –publicado en 2009 y que agrupa una selección de sus artículos–, Feldman está particularmente interesado en la contratransferencia del analista. En muchos de tales artículos se presta una permanente e investigativa atención a este tema. Sobre la base del trabajo de Betty Joseph, Feldman también propone un concepto más amplio y profundo de la transferencia, que se entiende como algo mayor al mero hecho de volver a vivir una experiencia anterior, o la proyección hacia el analista de aspectos de objetos internos tempranos o relaciones con objetos.

Interacción e involucramiento

En cada sesión, el encuentro entre el paciente y el analista se concibe como un impacto instantáneo, tal como si se tratara de fantasías, deseos y temores que preparan la escena para los eventos de la sesión a medida que se avanza en la misma. Este encuentro, según Feldman, es la 'tormenta emocional’ a la que hace referencia Bion en su artículo 'Making the best of a bad job' ['Sacar el mejor partido de un mal trabajo'] (1979), donde escribe: "Uno no sabe de forma inmediata qué es la tormenta emocional, pero el problema radica en sacar el mayor partido de ello." En el artículo que escribió bajo el título 'I was thinking…' ['Estaba pensando…'], Feldman escribe acerca de "los intentos por parte del paciente de lidiar con emociones intensas y a veces bastante primitivas que son provocadas por el contacto inmediato con el analista". De su parte, el analista debe lidiar con ‘fantasías poderosas y perturbadoras que el propio analista evoca a raíz de las proyecciones del paciente’. Para Feldman, el analista podrá verse, debido a razones personales, confabulando con intentos del paciente de evitar contacto con esas experiencias perturbadoras.

En el artículo que titulara 'Projective Identification: the analyst’s involvement' ['El involucramiento del analista en la identificación proyectiva'], Feldman comenta "la naturaleza del involucramiento del analista que el paciente aparenta necesitar como componente esencial del uso defensivo de la identificación proyectiva". Por ende, él cree que el analista se equivoca cuando trata de asumir el rol de ‘observador no apasionado’ en relación con el sistema de defensa de su paciente. Por cierto no puede hacerlo, ya que el involucramiento y la representación subsiguiente son inevitables. Su tarea es la de sentir y aclarar, en la mayor medida posible, los procesos interactivos de cada momento.

Atención flexible

La mirada escudriñadora de Feldman sobre la interacción analítica siempre constituye el centro de su atención. En sus comentarios con colegas sobre el trabajo clínico, da un valor especial a la introspección de la contratransferencia sensible y franca. Sucede que él no está buscando básicamente la interpretación ‘correcta’. Él considera que la búsqueda puede cerrar la mente frente a la experimentación creativa del momento. Le preocupa más la protección de la flexibilidad de la atención del analista frente a la evolución de los fenómenos de transferencia y contratransferencia de cada momento de la sesión.

Una experiencia de contratransferencia que experimentan todos los analistas es la duda, cuyas complejidades son de especial interés para muchos, tal como lo indica el título del libro de Feldman. Y aquí también le interesa menos si el sentido de convencimiento del analista sobre su comprensión está bien fundado o si su sentimiento de duda o confusión está justificado. Lo que persigue Feldman es el peligro de rigidizar lo que él insiste que debe permanecer como algo fluido. Escribe al respecto:

"Mi argumento es que si los analistas creen que han llegado a un lugar específico que se refleja, por ejemplo, en la noción de tener la posesión de un  ‘hecho seleccionado’ (2) esto en sí mismo puede volverse una idea sobrevalorada más que una manera útil de organizar e integrar sus observaciones y experiencias del momento. A la inversa, en tanto puede resultar útil el reconocer un estado de duda, si la formulación que surge de tal reconocimiento es aprehendida y tratada como un hecho y como un estado mental definido, y por tanto estático, entonces la flexibilidad y la apertura del analista están restringidas."

Dinámica de la relación paciente – analista

En la elaboración de esa idea, Feldman le atribuye importancia al efecto de la formulación de una interpretación, no solamente sobre el paciente sino también sobre el analista. El efecto en ambos seguramente provoque "un importante desplazamiento dinámico –una modificación de la introyección del paciente con el analista y con la relación". "Existe el peligro’, explica, ‘de que el analista persevere en tratar de involucrarse con el paciente presente en un momento anterior, y el analista presente en un momento anterior". Y cita la frase de Heráclito de que "Nadie se baña dos veces en el mismo río. Porque no serán las mismas aguas, y no será la misma persona".

Jill Boswell, 2012

Publicaciones clave

2009 Feldman, M. Doubt, Conviction and the Analytic Process. Routledge.

Referencias

1) Bion, F. (ed.) 1987. Clinical Seminars and Four Papers, Abingdon: Fleetwood Press.

2) Britton, R. and Steiner, J. 1994. 'Interpretation: Selected fact or overvalued idea?' International Journal of Psychoanalysis. 75: 1069-1078.